);

Cómo redactar una carta de presentación inolvidable

Pongo inolvidable en el título, no porque se vaya a convertir en el próximo premio planeta, si no porque todo el mundo sigue las mismas pautas para escribir una carta de presentación y, al final, para el que las lee, son todas iguales. Aquí vamos a intentar que esto no ocurra, que no se le olvide, que sea inolvidable.

Estructura el contenido:

Algo que si deben tener todas es una estructura. Estructurando el contenido en párrafos, le estamos diciendo al lector, de ante mano, qué es lo que se va a encontrar. Esto en realidad nos vale para todo lo que vayamos a escribir.

Introducción:

Básicamente, una carta de presentación sirve para comunicar todo aquello que consideras relevante pero no pones en el currículum por falta de espacio o porque si no, lo haríamos muy pesado de leer.

En la introducción yo empezaría presentándome, 2-3 líneas contando quién soy, a lo que me dedico y uno o dos hitos claves dentro de mi carrera profesional o académica. Cuando digo “hitos” me refiero a esas dos cosas que destacarías sobre las demás.

Desarrollo:

En esta parte haría un mix entre lo que puedo aportar a la empresa y la empresa en si. Es decir, investigaría un poco sobre la empresa: En qué mercados está, el sector, sus productos, su forma de trabajar, etc. Y lo uniría con mis capacidades y aptitudes. De esta forma, además de hacer ver que somos una persona proactiva le estamos diciendo a la persona que lo lee qué es lo que podemos aportar a la empresa. Parece mucho, pero no debe ocupar más de 5 o 6 líneas.

Conclusión:

Para terminar mencionaría aquellas aptitudes que creo pueden aportar valor a la empresa. Evita términos muy manidos como “proactivo” “construir sinergias” o “resiliencia”. Canta a la legua que no tienes ni puta idea de que poner y te has tirado toda la tarde viendo charlas TED.

Tono:

El tono de la comunicación si debería ser siempre el mismo. El que elijas va a depender del tipo de empresa del que estemos hablando. Ejemplo: Si empiezas la carta con un “Holi :)” no te pongas a llamarlo de usted y viceversa. Coherencia.

Por resumir, estructura el contenido, evita términos manidos que huelen a humo y se coherente con lo que escribes, durante todo el texto y en una futura entrevista. Y por supuesto, mucha suerte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *