Errores que la pequeña empresa debe evitar en su estrategia de marketing

Empezar a plantearse una estrategia de marketing para tu propio negocio puede ser algo abrumador. Aquí te resumo los 3 errores más comunes que se cometen y que deberías evitar a toda costa. 

 

# Error número 1: No tener una estrategia de marketing:

¿Parece obvio, verdad? Pero nada más lejos de la realidad. Muchos propietarios de pequeñas y medianas empresas todavía piensan que tener una estrategia de marketing es algo que solo sirve si tienes una gran empresa. Obviamente, la estrategia de marketing de tu tienda de bisutería artesanal no es igual ni se construye siguiendo los mismos pasos que la de Rolex. Lo que tienes que hacer es adaptarla a tu tamaño, pero definirla. Esta estrategia de marketing debe de tener como objetivo principal potenciar tus fortaleza y sacarles el máximo partido pero, para ello, primero hay que saber cuáles son esas fortalezas.

Aquí te dejo lo qué es una matriz DAFO y cómo construirla, de Marketing and Web, un blog bastante interesante y que sigo mucho Matríz DAFO ¿Qué es y para qué sirve?

# Error número 2: Ir a por todas

Tu estrategia de marketing debe estar enfocada a asumir muchos riesgos pero de pequeño calibreHaz click para twittear

Con esto me refiero a que hay que gestionar muy bien el riesgo. Tu estrategia de marketing debe estar enfocada a asumir muchos riesgos pero de pequeño calibre. Si por el contrario apuestas todos tus esfuerzos (y dinero) en una acción muy beneficiosa pero muy arriesgada, puede que hayas fracasado incluso antes de empezar. Hay que saber elegir bien las batallas.

También hay que ser consciente de contra quien se compite. Si bien, en posts anteriores hablé sobre la competencia, lo vuelvo a reiterar, debes ser consciente de contra quien compites y no lanzarte como David contra Goliat, aquí tú eres David y vas a perder.

# Error número 3: Regalar tu producto

Si tu mismo no valoras tu producto, nadie lo haráHaz click para twittear

Me encanta una frase que dijo en su momento Eduardo Punset: Hay tres cosas imprescindibles para ser feliz: No tener miedo, no tener miedo y no tener miedo. Pues eso, no tengas miedo a valorar como se merece a tu producto, darle el valor que realmente tiene y que ello se refleje en el precio.

El precio es un factor bastante importante y decisorio en el proceso de compra del consumidor. Un precio bajo suele indicar un producto de calidad media/baja, al igual que un precio alto suele indicar calidad alta y/o exclusividad. Si tu mismo no valoras tu producto, nadie lo hará

Embarcarte en un negocio es un gran paso, no lo des en falso y tómate tu tiempo en plantear una estrategia de marketing que te lleve por el buen camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *